Jueves 23 de Mayo de 2024

Hoy es Jueves 23 de Mayo de 2024 y son las 00:04 - Aquí puede escribir lo que quiera, o bien puede mostrar los últimos títulos de las notas publicadas. Este es el titulo de la nota / Esta es otra nota / Aquí puede escribir lo que quiera / Mas Títulos / Urgente / Aquí puede escribir lo que quiera / Nuestro Portal Web Auto Gestionable, le permite subir información de manera muy simple, instantáneamente y desde cualquier computadora. Con nuestro Portal Web AutoAdministrable podrá cargar todas las Noticias, articulos y novedades que quiera, con fotos, audios y videos ilimitados. Tambien podrá poner publicidades en todo el sitio, podrá realizar encuestas, armar la programación, interactuar en redes sociales, los oyentes van a participar del sitio comentando noticias, compartiendo fotos. Todo administrado desde un panel de control, muy sencillo de utilizar. La principal ventaja: podrá cargar absolutamente todos los contenidos del sitio desde su computadora de una forma rapida, sencilla y sin llamar a nadie.

  • 13.8º

13.8°

Santa Fe

ARGENTINA

14 de mayo de 2024

Libertilandia: cómo es el nuevo país libertario que Milei construye sobre la Argentina

REUTERS

“Libertilandia” podría ser un país imaginario. Con sus propias reglas, valores y geografía. Un país con un paradigma singular, ajeno a todos los demás. Y hasta con una idiosincrasia única. Pero “Libertilandia” podría también ser una construcción no territorial sino de época

Y es allí donde puede ser que se aleje de lo imaginario y se corporice en algo más terrenal. Algo por lo que podría estar atravesando actualmente la Argentina.

Porque hoy “Libertilandia” es una realidad en estos vapuleados territorios. En esta nación donde un gobierno como el de Javier Milei parece dispuesto a patear el tablero, a romper con gran parte de lo establecido y hasta a intentar forzar un nuevo paradigma: el paradigma libertario. Es decir, el ADN de “Libertilandia”.

¿Y cuáles son las características centrales de este nuevo territorio temporal? En primer lugar la incomprensible realidad de un gobierno que enfrenta –y potencia- un compendio de situaciones críticas pero que, aun así, sigue gozando del apoyo de un amplio espectro de la sociedad. Un espectro que, según algunas encuestas, abarca a más de la mitad de los argentinos. Parece que no importara que más del 60% de la población esté por debajo de la línea de pobreza (algo que subió desde que asumió Milei en diciembre), ni que cada vez más personas se queden sin trabajo (público o privado), como tampoco que la inflación acumulada sólo en los primeros cuatro meses del gobierno haya superado el 70% (con cierta desaceleración en el último tiempo), o que el sistema productivo esté prácticamente parado y que todo el mundo coincida que está mucho peor que antes del desembarco de La Libertad Avanza.

Aun así, con todo eso en contra, Milei parece blindado. Y todavía, contra todos los pronósticos y a contramano de los más agoreros, conserva un nivel de apoyo muy alto frente a semejante coyuntura.

Ni los tarifazos en los servicios públicos (que subieron como nunca antes en tan poco tiempo), ni el aumento descomunal en el transporte, ni la suba desmedida de los combustibles, ni la explosión en los precios de los alimentos, entre tantas otras cuestiones que enflaquecieron los bolsillos, parecen hacerle mella al presidente libertario. Ese presidente que parece dispuesto a pelearse con todo y con todos. Y quizás en ese pluriantagonismo pueda estar una de las claves del apoyo ciudadano que aún recibe. Al menos hasta el momento.

En “Libertilandia” esa es una de las características centrales. Como también el venir a cuestionar todos los paradigmas ya establecidos en materia de Derechos Humanos, de género, de Libertad de Expresión y protesta y muchos más; y hasta poner bajo la lupa o borrar de un plumazo instituciones que parecían indiscutibles o que al menos estaban sólidamente instaladas. A los libertarios no les importa lo que digan de ellos ni quedar bien ante lo –hasta ahora- “políticamente correcto”. Quieren generar su propia agenda, su propio paradigma, donde las redes sociales son su principal instrumento de comunicación y construcción política. Un paradigma en el que los agravios, insultos y descalificaciones son apenas otra forma de relacionarse con los demás. Y donde el Estado sí es mala palabra. De eso se trata “Libertilandia”.

EL APOYO A MILEI

Ahora bien, una de las preguntas que surge en este contexto es ¿cómo se explica que en la situación actual el gobierno de Javier Milei siga teniendo tanto apoyo? Para tratar de descifrarlo, Newsweek Argentina consultó personalidades relevantes de la comunicación y del análisis político.

Mariel Fornoni, directora de la consultora Management & Fit, sostiene que “todavía el nivel de aprobación es demasiado alto frente a lo que está pasando la gente. No obstante, evidentemente también hay segmentos, donde eso cambia. Si mirás, entre empleos públicos y trabajadores por cuenta propia o trabajadores en empresas, el nivel de aprobación varía muchísimo; los empleados estatales obviamente no lo quieren y el nivel de desaprobación es bastante alto”.

Según Manuel Zunino, director de la consultora Proyección, “el apoyo que conserva Milei en el último registro de opinión pública se ubica en 49 puntos de positividad. Son varios los factores que lo explican, en parte porque no lo consideran como el responsable de la situación económica actual y eso le da margen dentro de sus votantes. Por otra parte, su base electoral percibió que tuvo éxito en cuánto al control de la inflación y que los recortes en el sector público son un gesto que marca que por primera vez se cumple su promesa electoral de que el ajuste lo paga la política y no la gente”.

Gustavo Córdoba, cotitular de la consultora Zuban Córdoba, señala que “todavía Milei cuenta con un apoyo importante porque, entre otras cuestiones, es un emergente” de la distancia que se potenció en los últimos años entre la política y la sociedad argentina. “No hay que irnos muy atrás para buscar un comparativo. Yo lo fijo en el 2001 porque fue un crack económico, financiero, político, institucional, emocional, psicológico. Fue un quiebre completo, total, de la sociedad argentina, una fractura expuesta”. Y agrega: “La salida del 2001 nos dio una gran militancia social, transversal, antimercado, antimenem, antiindulto, antimilitares, que se tradujo finalmente en un clima de época que fue incorporado muy hábilmente por el kirchnerismo inicial a su praxis política”.

En ese punto, Gustavo Córdoba habla de lo que dejó la postpandemia donde se generó “un clima de opinión anti lo público, anti Estado, que muy inteligentemente lo captó Milei en su discurso antipolítica. Ganó las elecciones, es presidente y hoy gobierna la Argentina. Así que creo que la ausencia de rivales en el corto plazo tiene que ver con este apoyo en un contexto de un clima de opinión dominante que es ser anti-Estado. Aunque la gente sigue demandando políticas públicas de calidad, hay una velada crítica a quienes condujeron el Estado en los gobiernos previos a Milei”.

LUCES Y SOMBRAS DE “LIBERTILANDIA”

Newsweek Argentina también indagó con los consultados sobre cuáles son las principales luces y sombras de la Argentina libertaria.

Según Reynaldo Sietecase, “las luces están por el lado de la macroeconomía. Superávit fiscal en el primer trimestre (a pesar del alto costo social), acumulación de reservas, baja del riesgo país, dólar quieto, entre otras cuestiones. Las sombras son la caída del poder adquisitivo de los salarios, la recesión y la caída de la actividad industrial, entre otras señales”. Y continúa: “El presidente dice algo así como ‘estamos mal, pero vamos bien’. Resta saber hasta cuando dura la paciencia de la población castigada por el ajuste si la recuperación se sigue postergando”.

Jorge Fernández Díaz sostiene que entre las luces figura “que la mayoría de la sociedad creía que tenía que apartarse del modelo anterior. A tal punto que en el propio peronismo el único que era competitivo era un peronista neoliberal como Sergio Massa”. Lo mismo pasó con otros espacios políticos, pero para Fernández Díaz se fue muy rápido a otro extremo: “La idea era que había que irse de la estación Retiro de manera urgente. El problema es que el tren llegó a Tigre y no se detuvo en estaciones intermedias. Entonces, eso lo veo como una sombra. Es decir, pasamos de un dogma a otro. Dogma del Estado total, que además fue un Estado quebrado y falsamente presente, al mercado total. Eso me parece que es un nuevo dogma que tampoco funciona y se está empezando a ver ahora, donde Milei empieza a tomar algunas decisiones pragmáticas y no dogmáticas, cuando en realidad sabemos que en Occidente las naciones que han crecido han crecido con economías mixtas, bien administradas”.

El periodista y escritor lo analiza así: “Al argentino le gusta mucho el péndulo. Creo que no hay una buena caracterización todavía sobre Milei y sobre lo que significa los libertarios. Los libertarios nacen odiando al liberalismo tradicional, al liberalismo de centro, al liberalismo político, al liberalismo de izquierda. Se inscribe en la nueva derecha, que es un populismo de derecha muy claramente armado desde Murray Rothbard hasta Steve Bannon, al que adhiere Donald Trump. Una serie de personajes que dicen que no es suficiente ser ni siquiera conservador, hay que ser populistas de derecha. Y los principales enemigos siempre están en el liberalismo, en el centro republicano, en la centroizquierda, porque ametrallan simbólicamente en esos sectores que consideran que son culpables de haber sido arrastrados o tener convivencia con el progresismo o la izquierda”.

González subraya que en esa descripción el presidente cada vez mete a más sectores: “todos los periodistas, todos los artistas, todos los gobernadores… Creo que genera un caldo de cultivo de violencia, a la que se suma la violencia por la situación económica”. Y concluye: “Me preocupa dónde va eso porque veo una tormenta perfecta. Porque hay una crisis fenomenal, mientras el presidente hace esta distinción de ‘argentinos de bien’ y ‘argentinos de mal’, y parecería cuestión de tiempo hasta que esto explote. Lo que es muy preocupante”.

Por su parte, Mariel Fornoni, cree que “la principal luz es haber tomado medidas que todos querían y que nadie pensaba que se iban a animar a tomar, porque Mauricio Macri también había dicho que lo iba a hacer y finalmente no lo hizo. Me parece que esa podría ser la luz”. Sin embargo, para Fornoni uno de los principales interrogantes que se genera –que todavía hay que observar con paciencia porque “conocemos la película completa”- “es si esto no va atado a un plan de reactivación, después para salir de semejante nivel de recesión, nos puede encontrar pobres y en recesión”.POR REDACCIÓN Y newsweek

https://www.cablevideodigitalbionik.com.ar/#promo287
https://www.canalveo.com

 

http://www.instagram.com/santafecapitalok/?hl=es

http://www.concejosantafe.gov.ar/

https://www.instagram.com/pacogaribaldi/

 CONSULTAS [email protected] O WHATSAPP 54 9 3424344410

http://lamutualupcn.com.ar

http://www.instagram.com/mariaeva.suarez/

http://WWW.FARMACIAZENTNER.COM.AR

http://www.farmaciazentner.com.ar

Las fotos de cada evento importante en Santa Fe son de @pascuccihugo

 



COMPARTIR:

Comentarios