Jueves 25 de Abril de 2024

Hoy es Jueves 25 de Abril de 2024 y son las 07:54 - Aquí puede escribir lo que quiera, o bien puede mostrar los últimos títulos de las notas publicadas. Este es el titulo de la nota / Esta es otra nota / Aquí puede escribir lo que quiera / Mas Títulos / Urgente / Aquí puede escribir lo que quiera / Nuestro Portal Web Auto Gestionable, le permite subir información de manera muy simple, instantáneamente y desde cualquier computadora. Con nuestro Portal Web AutoAdministrable podrá cargar todas las Noticias, articulos y novedades que quiera, con fotos, audios y videos ilimitados. Tambien podrá poner publicidades en todo el sitio, podrá realizar encuestas, armar la programación, interactuar en redes sociales, los oyentes van a participar del sitio comentando noticias, compartiendo fotos. Todo administrado desde un panel de control, muy sencillo de utilizar. La principal ventaja: podrá cargar absolutamente todos los contenidos del sitio desde su computadora de una forma rapida, sencilla y sin llamar a nadie.

  • 15.2º

15.2°

Santa Fe

LIGA PROFESIONAL

19 de febrero de 2024

River sufrió la falta de eficacia, extrañó los goles de Borja y le prende velas para que llegue al superclásico

Esequiel Barco, tras la polémica en Tucumán, fue titular y tuvo una buena actuación; dio la asistencia para el empate de Solari - Créditos: @Walter Manuel Cortina

Después de empacharse de goles hasta el domingo pasado, River adelgazó de cara al arco rival. Del paladar negro para gustar y golear al sabor a poco, rozando lo amargo, porque estuvo a cuatro minutos (más los del descuento) de perder contra Banfield.

Frustrado por no conseguir la victoria, terminó recibiendo como un mal menor el agónico empate, con un cabezazo de Pablo Solari, tras el enésimo intento de Esequiel Barco, que se reivindicó del egoísmo por el penal en Tucumán con una asistencia perfecta, repleta de sentido colectivo. El Monumental ya lo había indultado antes del partido, cuando fue aplaudido y reconocido al recibir de los dirigentes una camiseta enmarcada por sus 100 partidos en River.

Miguel Borja se desgarró en Tucumán y River se quedaba sin convertir por primera vez en el año. Frente a Banfield, tuvo que insistir hasta el desmayo para vulnerar a Barovero, que con varias atajadas se asemejó al de sus mejores tiempos en River. “Fue muy especial venir al Monumental después de tantos años, agradecido por el cariño de la gente”, dijo tras el partido.

River extrañó a Borja, autor de seis goles en cinco encuentros (más uno por la Copa Argentina) y afianzado como nunca antes como el centro-delantero titular. A una semana del superclásico con Boca, su recuperación más que improbable no hace más que agrandar los lamentos en el mundo River.

Sin Borja, volvió el River de los cinco volantes. Esta vez no fue por elección, como ocurrió con el campeón del primer semestre de 2023, sino porque la ausencia del colombiano impuso un desafío, instaló una urgencia. Nacho pasó a ser el media-punta que más acompañaba a Colidio, con Mastantuono flotando sobre la derecha.

A los dos minutos, Fonseca puso como con la mano un centro bombeado para la entrada desde atrás de Mastantuono. El juvenil de 16 años, con una zurda prometedora, todavía tiene mucho que mejorar en el cabezazo; le entró a la pelota sin potencia ni dirección, como un chico de sexta división, desde donde pegó un salto fulgurante a la primera división.

Lo más destacado de River 1 - Banfield 1

La buena asistencia del uruguayo Fonseca no representó una continuidad del buen nivel que traía; empezó a fallar pases y complicarse en algunos movimientos. Una de sus equivocaciones fue salvada con un cierre al límite de Paulo Díaz sobre Rivera en la entrada al área. El chileno es un seguro de vida para River por fiereza y ubicación, el primer bombero en cada incendio, aunque a veces lo traiciona el exceso de confianza con la pelota en los pies.

El árbitro aplicaba el criterio de dejar jugar, no estaba pendiente de roces o faltas menores: iban 10 minutos y solo había cobrado un foul. River no le podía dar continuidad a su búsqueda; se trababa en imprecisiones, no encontraba al hombre libre. Cuando alguno picaba al vacío –sobre todo Herrera- no le llegaba la asistencia. El planteo cerrado y ordenado de Banfield lo ahogaba al local.

Barovero ya había recibido la plaqueta de los dirigentes de River y la ovación de los hinchas, memoriosos con su aporte vital en los comienzos del ciclo de Gallardo. El arquero, que este domingo cumplió 40 años, la seguía pasando bien ya en el partido, sin revolcarse ni pasar zozobras. La exigencia vendría más tarde y demostró estar a la altura, hasta convertirse en la figura del encuentro. Nacho Fernández y Barco eran los más activos, con Mastantuono intermitente y Colidio desconectado, sin hallarse en la función de primer delantero.

Banfield no renunciaba al contraataque, mientras se reafirmaba en su plan de contención, cada corte o bloqueo le insuflaba más confianza para persistir en el despliegue. Barco era el más vertical, en sus pies estaba el cambio de ritmo. También el remate de media distancia, con un disparo que se fue junto al palo.

Aunque River se había mostrado espeso y poco imaginativo, Demichelis no hizo cambios en el descanso. Más allá de una llegada de Mastantuono y otra de Colidio, ambas resueltas con oficio por Barovero, no cambiaba la impresión de que hacía falta alguna variante, buscar un revulsivo. Entraron los dos retornados del Preolímpico: Echeverri y Solari; con las salidas de Aliendro y Mastantuono, River quedó con dos delanteros y Fonseca como único volante de contención, ahora un poco más ayudado por Nacho Fernández.

El equipo de Demichelis seguía nublado frente al arco: Colidio y Solari definieron desviado desde posiciones favorables. Y se le empezaba a poner cara de impotencia. Nada le salía con fluidez, ni la construcción del juego ni la puntada final.POR REDACCIÓN Y LA NACIÓN

La desazón de los jugadores de River tras el gol de Banfield; quedaba poco para el final y el riesgo de derrota era grande  

La desazón de los jugadores de River tras el gol de Banfield; quedaba poco para el final y el riesgo de derrota era grande - Créditos: @Walter Manuel Cortina

Tras un primer tiempo tranquilo, Barovero aparecía para tapar lo que atravesaba a su fornida defensa: con las manos ante remates de Echeverri y Nacho Fernández, y con un pie ante una media vuelta del juvenil Ruberto.

Era un partido indigesto para River, uno de esos en los que las virtudes no terminan de florecer y cualquier distracción se paga caro. Nacho Fernández no controló bien una pelota en campo propio y se armó un boquete en el sector derecho –Sant’Anna había reemplazado a Herrera- por el que apareció el ingresado Braian Galván, con un disparo que Armani no pudo bloquear con los brazos ni el resto del cuerpo. Hacía más de cinco partidos que Armani no recibía goles: la racha de imbatibilidad se cortó tras 542 minutos. La noche se hacía más negra, hasta que apareció el cabezazo salvador de Solari. En un partido que venía torcido, River lo enderezó con el agua al cuello rumbo a Boca.


https://www.plateanet.com/obra/27758?obra=TARICO-ON-THE-ROTEMBERG---SEAN-DE-TERMOS-Y-MA&paso=inicio

 CONSULTAS [email protected] O WHATSAPP 54 9 3424344410

Https://www.cablevideodigitalbionik.com.ar/index#promo276

HTTPS://CANALVEO.COM/

http://lamutualupcn.com.ar

http://www.instagram.com/mariaeva.suarez/

http://WWW.FARMACIAZENTNER.COM.AR

Las fotos de cada evento importante en Santa Fe son de @pascuccihugo

 

COMPARTIR:

Comentarios