Sábado 10 de Diciembre de 2022

Hoy es Sábado 10 de Diciembre de 2022 y son las 01:42 - Aquí puede escribir lo que quiera, o bien puede mostrar los últimos títulos de las notas publicadas. Este es el titulo de la nota / Esta es otra nota / Aquí puede escribir lo que quiera / Mas Títulos / Urgente / Aquí puede escribir lo que quiera / Nuestro Portal Web Auto Gestionable, le permite subir información de manera muy simple, instantáneamente y desde cualquier computadora. Con nuestro Portal Web AutoAdministrable podrá cargar todas las Noticias, articulos y novedades que quiera, con fotos, audios y videos ilimitados. Tambien podrá poner publicidades en todo el sitio, podrá realizar encuestas, armar la programación, interactuar en redes sociales, los oyentes van a participar del sitio comentando noticias, compartiendo fotos. Todo administrado desde un panel de control, muy sencillo de utilizar. La principal ventaja: podrá cargar absolutamente todos los contenidos del sitio desde su computadora de una forma rapida, sencilla y sin llamar a nadie.

  • 24.2º

24.2°

Santa Fe

ARGENTINA

20 de febrero de 2022

Un Gobierno a la defensiva y arrinconado por los hechos

Fernández firmará con el FMI un acuerdo como el de Macri. La inflación que generó va camino a superar la de Macri y el oficialismo se desgaja. Nada detiene las causas por corrupción.POR SERGIO CRIVELLI la prensa

El gobierno de Alberto Fernández atraviesa su hora más compleja. Tuvo que aceptar un acuerdo con el FMI que si bien transfiere parte del ajuste al presidente que lo suceda, hiere de muerte el "relato" populista y a la coalición que lo llevó al poder.­

Las bodas del peronismo con el organismo demonizado por sus dirigentes durante décadas como el instrumento de la dominación financiera mundial parece el último clavo en el ataúd del Frente de Todos. El primero fue el de la derrota en las PASO y la crisis de gabinete subsiguiente.­

En esa ocasión Cristina Kirchner mandó su primera advertencia: el amago de renuncia del ministro del Interior, Eduardo de Pedro. La segunda la mandó después de difundirse la decisión de renovar el préstamo de 45 mil millones de dólares con el Fondo: hizo renunciar a su hijo a la presidencia del bloque de diputados. La tercera fue a través del presidente del bloque de senadores, José Mayans, que reclamó con prepotencia los "detalles" del nuevo compromiso financiero antes de votarlo.­

Esto fue el lunes; el martes, un senador entrerriano del FdT le contestó que votaría lo que Fernández enviase en resguardo de la gobernabilidad y al día siguiente hizo otro tanto uno de Corrientes. El oficialismo del Congreso, peleándose por los medios antes aun de conocerse el texto que recibirá. La oposición se mantuvo al margen y en silencio.­

La trifulca en torno a su capital simbólico no contempla, sin embargo, el problema más grave del peronismo: la inflación, que le produjo un estrago electoral el año pasado y va camino a repetirlo el próximo. Después del desastre de septiembre, el Gobierno decidió multiplicar el gasto y la emisión desbordada está comenzando a sentirse como es habitual varios meses después. Achicó el margen de la derrota en noviembre, pero ahora la economía padece la resaca: la inflación de enero rozó el 4% y la anual superó el 50% con precios "controlados", tarifas atrasadas, cepo cambiario y dólar "ancla". En el Central no hay un billete verde.­

La respuesta de Fernández a los números del Indec resultó de manual. Soltó el globo de ensayo de una empresa estatal de alimentos que, para frenar la carestía, sería tan eficaz como los "controles" de Feletti, pero que tiene otros objetivos: descargar culpas en los productores, habilitar nuevas líneas de subsidios a piqueteros amigos de Grabois (ver Visto y Oído) y mantener entretenidos a los medios y la oposición con el análisis de un dislate novedoso. Esto último hay que reconcérselo.­

En pocas palabras: Fernández es incapaz de atajar un solo penal aunque se lo patee un lactante, pero es todo un éxito promoviendo peleas en las tribunas para desviar la atención.­

A los que no puede desviar, en cambio, es a los jueces que tienen en sus manos varias causas por corrupción de Cristina Kirchner. La vice sigue recibiendo malas noticias de los tribunales al mismo tiempo que el frente que armó para volver al poder hace dos años se dispersa. Hasta Berni se fuga.­

Bajo esas condiciones la defensa que el Presidente pueda hacer de ella no tiene ningún efecto. Intentó desligarla de la corrupción con la obra pública otorgada a Lázaro Báez y terminó saliéndose de tono con un fiscal que no tuvo reparos en enfrentarlo, signo evidente de que su autoridad está debilitada.­

Negó conocer a Lázaro Báez y sostuvo que la decisión de otorgarle 86% de los contratos en Santa Cruz y el 11% del presupuesto de Vialidad Nacional no es judiciable, pero la evidencia es aplastante: sobreprecios abrumadores y la mitad de las obras inconclusas.­

Al día siguiente la Cámara de Casación Penal confirmó el procesamiento de Cristina Kirchner en la causa denominada de los "cuadernos" que involucró además a empresarios que pagaron coimas. La revelación de esas maniobras provocó un terremoto en la Cámara de la Construcción y el encarcelamiento de su presidente, un "empresario K" que, según confesó ante la Justicia, se encargaba de cartelizar la obra pública. En este expediente, la vice está procesada por asociación ilícita y por su presunta participación en 27 sobornos. Todavía no ha podido voltearla.­

Alberto Fernández presionó a Larreta por el traspaso de colectivos y  ratificó el acuerdo con el FMI | TN

Pero los reveses de la vice no terminaron ahí. A la Cámara de Casación debe recurrir ahora en queja porque la Cámara Federal porteña ratificó un fallo de primera instancia que también le fue adverso: el que determinó que durante el gobierno de Mauricio Macri la AFI no funcionó como una asociación ilícita para espiar a políticos propios y ajenos, periodistas, jueces, gremialistas y presos.­

Cómo despide el año Alberto Fernández y una dura advertencia para sus  ministros antes de las fiestas

Según los que conocen el fuero federal, la balanza se está inclinando lenta pero inexorablemente en contra de los intereses de Cristina Kirchner. Esa tendencia será directamente proporcional a su debilitamiento político al que está contribuyendo de manera directa el fracaso de la gestión de Fernández.­

 
 

Imagen

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!